domingo, 26 de febrero de 2017

Reflexión final

Primero de todo, me gustaría indicar que el curso me ha parecido muy interesante y muy necesario para cualquier persona que, al igual que yo, se esté iniciando el el mundo de la investigación. Hasta que no comenzó el curso, había muchas cosas que ni siquiera me había planteado y sobre las que no se me había ocurrido reflexionar como por ejemplo los alcances del fraude científico o temas de Ciencia y sociedad. ¿Como ve la sociedad a la Ciencia? ¿Qué podemos aportar a la sociedad con nuestra tesis? Son preguntas muy interesantes que creo que cualquier investigador se debe plantear.

A lo largo de la asignatura, he ido llegando a la conclusión de que la situación de la Ciencia y de la Investigación está en decadencia en los últimos años. Por un lado, creo que la sociedad no conoce realmente el trabajo del "científico"y por ello, muchas veces no es valorado como debería. Por otro, desde el gobierno, el gasto en Investigación se va reduciendo en los últimos años desde la llegada de la crisis económica sobre el año 2008. Es decir, el panorama del investigador no es muy prometedor en la actualidad y de cara a un futuro próximo.

Dentro de los contenidos del curso, me ha interesado centrarme para esta entrada en el tema de "La carrera de un científico", que creo que al fin y al cabo, es lo que más nos puede preocupar en estos momentos a todos los que hemos entrado en el mundo de la investigación.

Como he comentado anteriormente, tras los diferentes temas tratados a lo largo del curso, mi visión de la carrera del científico era bastante pesimista. Al leer los contenidos propuestos en este último tema, creo que todavía mi visión es peor. He leído varios testimonios sobre la situación de jóvenes investigadores españoles, todos ellos críticos con la situación en España y que ponen de manifiesto la dificultad para sobrevivir en el mundo de la investigación, donde han permanecido a base de contratos precarios. Muchos de ellos, han tenido que irse a otros países para poder vivir dignamente de su trabajo, ya que a pesar de que la investigación no está en sus mejores momentos en Europa, en otros países está mucho más valorada que en España.

Muchos jóvenes hablan de cómo se han formado gracias al sistema español, que ha invertido en ellos en forma de becas pre doctorales y post doctorales por ejemplo y, por la imposibilidad de encontrar contratos dignos o directamente por que no encontraban ningún tipo de empelo, han tenido que irse fuera de España. Por lo tanto, España hace gasto de formación y no lo aprovecha después, otros países se aprovechan del conocimiento de estos jóvenes. En mi opinión, un fallo enorme del sistema.
La "fuga de cerebros" es un hecho en el mundo de los jóvenes científicos, los gobiernos lo conocen pero parece que no actúan para que no ocurra.

Todo esto me hace plantearme cuál será mi situación en un futuro cercano. Quizá antes del curso no me había planteado tan profundamente qué pasará después. Actualmente, y en principio, hasta que acabe la tesis, tengo un contrato pre doctoral con la UPNA. Pero está claro que tengo que pensar más a largo plazo. A pesar del pesimismo que he detectado en torno al tema, mi visión no es pesimista. Confío en que si se trabaja bien  y se persigue lo que se quiere se puede tener buena recompensa. Creo que hay que trabajar con optimismo, pues el pesimismo no lleva más que a la desmotivación, y es lo que menos necesitamos durante la tesis. Me gustaría continuar con trabajo relacionado con la investigación, y el mundo académico me gusta. Sin embargo, no me cierro puertas a otras opciones. Si finalmente no consiguiera poder ligarme a una Universidad, no tendría problema en poder desarrollar lo aprendido en otros ámbitos fuera del mundo académico. Mi investigación, relacionada con el marketing electrónico, puede servir mucho tanto a empresas con gran presencia digital como a consultoras de Marketing o a empresas de investigación de mercados.

Por lo tanto, quiero quedarme con esa reflexión. Disfrutar de lo que hago y tratar de llevarlo a cabo lo mejor que pueda seguro que me llevará a un mejor futuro que avanzar de forma pesimista.

Patentes

Lo primero que he hecho cuando he leído cuál era la tarea y que se trataba sobre reflexionar sobre las patentes, ha sido ir directamente en busca de su definición. Aunque sí conocía más o menos qué es una patente, realmente he querido asegurarme de la definición oficial y de qué puede ser patentable o no. Al buscar esta información más básica, he visto cuales son realmente las diferencias entre patentes, marcas o por ejemplo nombres comerciales. Por lo tanto, quiero plasmar en esta entrada lo que según la Oficina Española de Patentes y Marcas constituye una patente "protegen invenciones consistentes en productos y procedimientos susceptibles de reproducción y reiteración con fines industriales"

Mi primera sensación al leer información sobre las patentes era que patentar algo en España es muy complicado, pues cumplir los requisitos de que tu invención sea patentable y además, patentar algo que aún no esté patentado podría llegar a ser muy difícil. Además, el hecho de que los inventores de una determinada patente tengan derechos únicos sobre ella durante 20 años me parecía algo bastante significativo. ¿Nadie más puede probar mejoras sobre ese producto? Por lo que he leído, este es uno de los hándicaps que se les atribuye a las patentes, el hecho de que la ciencia puede evolucionar más despacio ya que los derechos de una patente hacen que otra persona no pueda investigar sobre ese producto o procedimiento.

Por ello, para ver cifras reales, he acudido a la sección de estadísticas de la página Web de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Las siguientes tablas recogen los datos sobre solicitudes de patentes y concesiones en España en 2016.
Los datos han cambiado mi percepción sobre la dificultad de crear una patente en España. Como he dicho, a priori después de leer alguna lectura creía que el número de patentes concedidas respecto a las solicitadas sería mucho menor. Sin embargo, vemos que el 77% de las solicitudes se conceden, una cifra a mi parecer bastante elevada.

Por lo tanto, creo que sí merece la pena intentar patentar una invención. Creo que si consigues patentar algo no debe acabar ahí, y una buena praxis sería seguir investigando y avanzando sobre tu patente para seguir aportando a la Ciencia. Si patentas algo y acabas ahí, va en detrimento al avance tecnológico. Por lo tanto, es clave hacer un buen uso de tener una patente y no entrar en lo que incluso en mi forma de ver podría ser una forma de "mala praxis" para la ciencia, patentar algo para que el resto no pueda utilizar y evitar unos avances en un campo que puede dar muchos mas pasos. 

viernes, 24 de febrero de 2017

Ciencia, Tecnología y Sociedad

Según los artículos que he leído sobre el tema, como el de Javier López Bacal (1997) me llama la atención el gran crecimiento de la inversión o gasto en Ciencia y Tecnología a lo largo de los 80 y de los 90. La creación de diferentes organismos e instituciones entorno a la investigación científica ponen de manifiesto la importancia que en su día se le empezó a otorgar a la ciencia, como símbolo de progreso y aumento de conocimiento.

Debido a que el artículo se ha quedado obsoleto, me ha surgido la curiosidad de cómo ha evolucionado en gasto en Ciencia y Tecnología desde los 90 hasta la actualidad, pues mi percepción como estudiante de doctorado y por lo tanto como "científica" es que la ciencia está perdiendo relevancia en los últimos años y que los gobiernos no están invirtiendo en conocimiento. Por ello, he buscado información sobre gasto en Ciencia y Tecnología desde los años 90 y esto es lo que he encontrado:


Como se ve en el gráfico, hubo una tendencia creciente en gasto en investigación y desarrollo en España hasta el año 2009, donde comenzó a descender significativamente. Reflexionando, parece que con la llegada de la crisis económica a España, los gobiernos decidieron recortar en esta partida de investigación y desarrollo. Sin embargo, ¿no es la investigación y desarrollo lo que puede sacar a un país de una crisis económica? En mi opinión, en un tiempo de crisis, avanzar en la ciencia y tecnología debería de ser clave para poder sobreponerse, creando nuevos conocimientos y en muchos casos nuevas empresas y nuevos empleos gracias a la innovación.

¿Por qué sin embargo el gasto es menor? También he estado leyendo sobre la percepción social de la ciencia. Creo que aquí está uno de los problemas principales por los que, ante una época de crisis, se decida recortar en ciencia. En general, mi visión es que en España la gente no sabe realmente en qué trabaja la ciencia, que supone ser investigador o científico. Según lo que yo veo, el trabajo del investigador esta poco considerado entre la sociedad, pues en muchos casos parece que tu trabajo consiste en investigar algo que en la práctica no es aplicable. Puede que en ámbitos como la medicina, los científicos sí que estén mejor valorados y la sociedad sepa de la importancia de los investigadores para conseguir avances contra enfermedades. Sin embargo, en otros ámbitos, como en el de ciencias sociales, creo que la sociedad no entiende qué tipo de avances se pueden desarrollar.

Me gustaría exponer mi experiencia en este sentido. Tan sólo llevo 10 meses en el mundo científico, pero me he encontrado con muchas personas que me preguntan, ¿pero en qué consiste realmente un doctorado? ¿o qué investigan los profesores de la Universidad? ¿para qué? Realmente, si soy sincera, antes de entrar en este mundo tampoco lo conocía de verdad. Creo que hay un desconocimiento de qué es la Ciencia y qué es la investigación, y que al menos se debería de introducir en el mundo de la Universidad como cursos a realizar durante los estudios universitarios de grado. Por lo menos, creo que la Universidad tiene en sus manos hacer que todos los que pasen por ella sepan que es la Ciencia y la Investigación, para hacer que ese trabajo también este valorado entre la sociedad. Volviendo a mi experiencia personal, cuando contesto ese tipo de preguntas y explico lo que realmente hago y para qué, todos los que me preguntan terminan viendo que sí es importante, que la investigación tiene un sentido y que es necesaria para avanzar en cualquier especialidad por el bien de la Sociedad.






martes, 21 de febrero de 2017

Fraude Científico

Primero de todo, me gustaría comentar que me han sorprendido las cifras relacionadas con el fraude científico. El hecho de que 1 de cada 3 científicos admita que alguna vez ha cometido alguna conducta cuestionable en investigación me parece bastante significativo. Además, por ejemplo, me parece impactante la evolución creciente de artículos retirados por las revistas. Está claro que en parte, detectar artículos con algún tipo de mala praxis, se puede atribuir al crecimiento de Internet, ya que existen más opciones de análisis de los artículos y es más sencillo detectar errores. Sin embargo, como hablamos durante la sesión, creo que una de las principales causas para que los científicos lleguen a incurrir en alguna mala praxis es la presión por publicar. En mi opinión, si se pretende reducir el fraude científico primero habría que cambiar el sistema de méritos de los científicos. 

Es decir, creo que la presión con la que los científicos cuentan por publicar mucho y en buenas revistas no es buena para la ciencia. Debería valorarse más la calidad de los artículos y no tanto la calidad. Si un científico tuviera más tiempo para trabajar en un artículo, podría llevar a cabo la investigación de forma más exhaustiva y sin necesidad de incurrir en mala praxis. 

En cuanto a casos  de mala praxis en mi área de ciencias sociales, todavía no he observado personalmente nada concreto a mi alrededor. Sin embargo, sí que he oído a personas en alguna ocasión plantearse el eliminar ciertas observaciones de la base de datos si estas distorsionaban las hipótesis planteadas. Este hecho por ejemplo de estar casi "obligado" a que la hipótesis que contrastas sea aceptada me parece también importante a la hora de hablar de fraude. Personalmente, creo que llegar decir que una hipótesis no se cumple es también un aporte importante a la ciencia. No solo es interesante ver qué relaciones son positivas sino también descartar otro tipo de relaciones. Como bien dice Ben Goldacre en un Ted Talk, el hecho de que las revistas no suelan publicar resultados negativos hace que los investigadores traten de llegar de cualquier modo a resultados positivos y eso puede suponer algún tipo de mala praxis. Si las revistas también publicaran con frecuencia resultados negativos, creo que las malas praxis también se reducirían. Que alguna hipótesis no se cumpla puede también hacer que posteriores investigadores tengan en cuenta que eso ya se ha investigado y la relación no se ha cumplido. 


En conclusión, creo que el fraude científico no solo es responsabilidad de los científicos sino también de cómo el sistema científico está organizado. Si bien no hay justificación para que un científico incurra en mala praxis, lo cierto es que las presiones ejercidas sobre ellos pueden llevar más fácilmente a conductas cuestionables. 

martes, 31 de enero de 2017

La Caja de Pensar- Paradigmas en Marketing

Khun (1986) define los paradigmas como "realizaciones científicas universalmente reconocidas que, durante cierto tiempo, proporcionan modelos de problemas y soluciones a una comunidad científica".

La documentación sobre el filósofo y sobre la teoría de revoluciones científicas me ha llevado a reflexionar ampliamente sobre la ciencia en mi disciplina, el Marketing.

Según lo que he leído parece claro que fuera de las ciencias sociales existen paradigmas claramente establecidos, sobre los que los científicos trabajan y en los cuales se apoyan para el progreso científico en su área. Es decir, la mayor parte de los paradigmas en las ciencias no sociales como la física, química o biología, se encuentran  en una fase que Khun llamaría "Cienca normal". En este tipo de disciplinas observamos también como se van produciendo revoluciones científicas mediante las cuales se van descubriendo aspectos que los paradigmas antiguos no contemplaban y que van a portando nuevos paradigmas a la ciencia.

En ciencias sociales la teoría de Khun da lugar a una reflexión un poco más exhaustiva. En mi caso, me centraré en la disciplina de Marketing. He leído que existen autores que hablan de la dificultad de establecer paradigmas en ciencias sociales, y hablan de un "paradigma cualitativo". Según González (2003),"el paradigma cualitativo es el  apropiado para estudiar los fenómenos de carácter social, al tratar de comprender la realidad circundante en su carácter específico. Mediante ella se trata de develar por qué un fenómeno ha llegado a ser así y no de otro modo. De manera que focaliza su atención en la descripción de lo individual, lo distintivo, la existencia de realidades múltiples, lo particular del hecho que se estudia, sin la pretensión primaria de establecer regularidades, ni el establecimiento de generalizaciones o leyes universales por la vía de generalizaciones abstractas a partir de datos estadísticos, más bien consideran que los postulados de una teoría son válidos únicamente en un espacio y tiempo determinados".

Sin embargo, mi visión es diferente. Creo que en Marketing por ejemplo existen paradigmas establecidos y validados que todo científico en Marketing acepta, como el que expondré posteriormente. Lo que sí creo que ocurre es que la teoría de Khun aplicada al Marketing, a diferencia con lo que ocurre en las ciencias no sociales, tiene dos peculiaridades. Por un lado, el ciclo de la ciencia tal cual lo explica Khun es más corto. El Marketing es una ciencia social y por lo tanto depende de la evolución de la sociedad. La sociedad evoluciona continuamente en diferentes aspectos como cultura, tecnología, economía, política o incluso aspectos medioambientales. Por lo tanto, los paradigmas establecidos en Marketing entran más a menudo en las fases de "Crisis" y "Revolución Científica" para adaptarse a esos cambios sociales y para explicar las anomalías que los anteriores paradigmas presentaban en la sociedad evolucionada. Por otro lado, la investigación "social" donde entran en juego diferentes individuos con sus diferentes creencias, comportamientos o culturas hace que sea más complicado establecer paradigmas universales y aceptados por consenso debido a la naturaleza cualitativa de muchas de las investigaciones en Marketing. Una investigación cualitativa siempre lleva consigo cierta subjetividad a la hora de interpretar los datos, si bien cada vez existen más herramientas para que la subjetividad sea marginal. Muchas de las teorías en Marketing por tanto, creo que se encuentran en una fase de "Ciencia Inmadura", una etapa donde no existe un consenso para su generalización y por tanto esas teorías no llegan a ser paradigmas.

Creo que en cualquier ciencia, también en las no sociales, hay teorías en fase de pre-ciencia ya que todavía no existe generalización y consenso o incluso porque todavía el objeto de estudio no es conocido, y aquí podemos hacer referencia a la cita de Humphry Davy (1825), "cuanto más conocemos más somos conscientes de lo que no sabemos y, además, lo desconocido parece ser cada vez mayor que lo que se conoce". Sin embargo, creo que en Marketing está fase de "Ciencia Inmadura" tiene más notoriedad que en las ciencias no sociales. 

A continuación, pongo un ejemplo de lo que considero un paradigma establecido en Marketing


  • Modelo del ciclo de vida de un producto 


El modelo fue descubierto por Theodore Levitt, quien introdujo el concepto en un artículo en 1965 publicado en la Harvard Business Review. Levitt estableció que los productos, al igual que los seres vivos, nacen crecen se desarrollan y mueren. En el mundo de la empresa, introduce  la etapa de turbulencias, que se produce después del lanzamiento del producto y es vital para el desarrollo satisfactirio del producto. La siguiente imagen recoge el modelo:




Para concluir la entrada, me gustaría exponer una pequeña reflexión personal final sobre la teoría de Khun en Marketing. Creo que el hecho de que muchos paradigmas en Marketing se encuentren en una fase de "Ciencia Inmadura" hace que la investigación en la disciplina sea igual o más importante que en otras ciencias. La necesidad de encontrar paradigmas establecidos y la volatilidad con la que estos pueden entrar en una fase de "Crisis", implica una constante dedicación a la investigación y una alerta máxima ante el cambio social para superar las constantes fases de "Crisis" e ir avanzando a través de "Revoluciones Científicas".

jueves, 26 de enero de 2017

El papel social de la investigación en Marketing

Como primera sesión de esta segunda parte de la asignatura, estuvimos debatiendo en clase sobre la importancia de la Ciencia en la sociedad. Para hacernos reflexionar sobre el tema, realizamos una actividad por grupos en la que debíamos pensar sobre los beneficios que la investigación en nuestras respectivas disciplinas tiene para la sociedad, y más específicamente además, sobre qué beneficios sociales tiene nuestra propia tesis doctoral. Con el fin de enriquecer esta reflexión grupal y abarcar diferentes enfoques, trabajamos en grupos heterogéneos en cuanto a disciplinas de investigación. Las principales conclusiones fueron que los beneficios principales de la Ciencia son la mejora de la economía, la mejora de la calidad de vida y de la salud, así como la mejora del medio ambiente.

¿Cuál es mi área de investigación?
Mi área de investigación es el Marketing, donde estoy comenzado a dar mis primeros pasos. Más en concreto, mi tesis se centra en temas de Marketing Digital, y específicamente en el estudio de lo que se conoce en inglés como "Electronic Word of Mouth (eWOM)", traducido al español como boca-oreja electrónico. Con la gran revolución de Internet en los últimos años, y con el poder que los consumidores han adquirido gracias a él, la investigación sobre las opiniones que los consumidores dan en Internet se ha disparado, tanto a nivel académico como profesional.
Me gustaría exponer aquí  una idea que salió en clase que me gustó mucho sobre nuestros proyectos individuales de tesis, la importancia de ser consciente de que cada proyecto aporta un granito de arena en el mundo de la Ciencia, que es imposible abarcar todo, pero que cada contribución, a pequeña que sea, es muy importante para avanzar en las diferentes disciplinas.

¿En qué beneficia la investigación en Marketing a la sociedad?
 Podríamos decir que los avances en Marketing benefician mutuamente tanto a la industria como a los consumidores.

  • Por un lado, la industria va adquiriendo nuevas técnicas para conocer más a sus consumidores actuales y potenciales, especialmente en el entorno digital donde hay mucha información "en bruto" pero es necesario saber interpretar. En el área de investigación de eWOM por ejemplo, una de las ramas que estoy explorando es la utilidad que las opiniones de los consumidores tiene para sus lectores. La industria, gracias a este tipo de investigación, puede sacar conclusiones en cuanto a qué tipo de opiniones son relevantes o qué aspectos de esas opiniones son útiles para los consumidores, y en última instancia, cómo influyen en las ventas de los productos o servicios. Por lo tanto, podemos ver como puede tener un impacto positivo en los beneficios de las empresas, es decir un beneficio económico. 
  • Desde el punto de vista de los consumidores, los avances en investigación de Marketing suponen una mejora de la calidad de los productos o servicios del mercado.Como comentamos en clase, por un lado mejoraría la calidad de vida, al tener más y mejor información sobre los productos y servicios; productos y servicios más adaptados a las necesidades reales de los consumidores, así como una oferta más amplia donde además podamos encontrar precios más accesibles. Me gustaría también mencionar cómo la investigación en Marketing puede incentivar la socialización de los consumidores, pues gracias a avances del Marketing como la creación de "Comunidades Virtuales de marca", los consumidores pueden interactuar entre sí y con las empresas, aumentando su satisfacción y creando nuevas relaciones sociales. Por último los avances en investigación en Marketing permiten también atajar temas de "seguridad virtual" de los consumidores, especialmente en el entorno digital donde hay un bombardeo de información. ¿Confían los consumidores en lo que leen en Internet? Conocer cuándo y porqué confían o no es muy importante  para que las empresas traten de introducir por ejemplo en sus sitios web de opiniones información que asegure que la persona que escribe la opinión es fiable.
Como conclusión general, se podría decir que los beneficios principales son tanto mejorar la calidad de vida de la sociedad como la mejora de la economía, tanto a escala individual como social.